AUDITORÍA VOLUNTARIA

Guardar

¿Qué es la auditoría voluntaria para empresas?

La única diferencia entre una auditoría voluntaria y una obligatoria es, evidentemente, que la primera se solicita sin obligación legal. Puede realizarse por acuerdo suscrito por los propios órganos de la sociedad, por una obligación contractual con terceras partes o porque una parte de los socios (que representen al menos el 5% del capital) lo solicite.

La labor del auditor, que debe ser siempre un profesional inscrito en el Registro Oficial de Auditores de Cuentas (ROAC), es equivalente en ambos casos. Tras recoger datos de los diferentes departamentos, analiza su funcionamiento e identifica áreas de mejora.

A partir de ahí, se elabora un plan para optimizar los procedimientos internos, con el objetivo de conseguir que la empresa sea lo más competitiva y eficiente posible.

El auditor supervisa la implementación de las acciones poniendo en marcha un proceso de evaluación y mejora continua.

La auditoría tiene su verdadera razón de ser cuando es voluntaria, ya que ofrece garantías de transparencia y fiabilidad ante terceras partes y también ante accionistas, administradores y trabajadores de la propia empresa.

Ventajas de hacer una auditoría voluntaria para la empresa

Una auditoría voluntaria permite a las empresas anticiparse al momento en que este control ya no sea una opción. De esta forma, pueden introducir las mejoras necesarias de cara al futuro.

Estas son las ventajas más importantes de hacer una auditoría de forma voluntaria:

  • Realizar la auditoría antes de que sea obligatorio permite solucionar las deficiencias de forma progresiva.
  • El resultado del informe voluntario no tiene por qué hacerse público ante terceras partes ni depositarse en el Registro Mercantil.
  • Permite recopilar y ordenar toda la información necesaria para la presentación de cuentas con suficiente antelación.
  • El informe del auditor es el documento más objetivo en el que basarse para implantar mejoras que ayuden a optimizar resultados.

Nuestra recomendación para las empresas en fase de expansión es que realicen una auditoría voluntaria. Este proceso de revisión de sus cuentas anuales les permitirá seguir creciendo con la tranquilidad de saber que cumplen con la normativa.

¿Podemos ayudarte? Contacta con nosotros!

* Todos los campos son requeridos